lunes, octubre 15

Breve resumen de mis sentimientos al día de la fecha.

15/10/2012
Estoy realmente algo decepcionada. Tengo sueños que siento que no son correspondidos. Sé que no es normal que con 16 años recién cumplidos, alguien pueda soñar acerca de un futuro junto a alguien, pero es lindo aunque sea imaginarlo por un instante. Tal vez, solo quede en el sueño y en la ilusión. Por ahora, hay ensayos de esa vida que quisiera vivir, y me serían pocos los días que lo ensaye para disfrutarlos realmente, tal vez una semana si me alcanzaría, pero no se puede, porque no se es correspondido. 
Soy una persona difícil de soportar, y lo vengo notando en las acciones de las personas que me rodean. Prefieren tenerme lejos, no hablarme y ni siquiera saludarme. Intento convencerme que es porque envidian algo de mi, pero luego me doy cuenta de que nada tengo para que me envidien. Ya amigos, casi ni me quedan. Los mejores están a kilómetros de distancia, porque no tienen el placer de conocerme tal cual soy. 
Las personas que me rodean, están dejándome porque volví a ser yo. Dejé de actuar y fingir ser alguien que no era. Volví yo. La que estudia, la que duerme, la que toma alcohol, la que baila desaforadamente en los boliches, la que vive pensando en que dirán los demás, la que vive del estudio. Esa, soy yo. Volví, pero desafortunadamente, no le agrada a los demás.
Sé que es tonto pensar que por algo tan simple como estudiar, puedes desagradarle a alguien, pero es así. 
Ya la gente se comunica poco conmigo. El crédito volvió a durarme todo un mes. Ya ni mis sueños puedo proyectar que ya alguien, abajo los ha de tirar.
Estoy cansada, no doy más. 
Hace meses que no me desahogo en este blog. Lo extrañaba. Ahora tengo otra vez tiempo y necesito tener alguien con quien hablar, aunque sea un blog que no lo lee nadie y que nadie me va a aconsejar. Tal vez necesite un poco de cariño. Es todo lo que pido. Lo único que tengo, es mi familia. Eso nadie me lo puede quitar. Son las únicas personas que me aceptan como soy y no me piden que finja para quererme.
En fin. Volveré a ser yo. Tener las mejores notas es mi único consuelo nuevamente.
Los sueños se me empiezan a romper otra vez en pedacitos. Creo que a todo el mundo le molestaría convivir solo conmigo una semana, por eso es mejor romper la ilusión ya desde ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Necesito tu opinión... :)