viernes, abril 20

Quiero volver a mis 2 años. Extraño esas épocas. Cuando no me faltaba nada ni nadie, cuando todos estaban a mi alrededor. Pero me di cuenta que la gente no cambia con el tiempo, sino que con el tiempo, se demuestra tal cual son. Es feo tardar 15 años para darse cuenta, pero siempre se está a tiempo. Cuando la gente exige algo de los demás pero no da lo mismo, es feo, es horrible, ES ABRUMADOR. ¿Quiénes son ellos para exigir cuando no saben dar?
Quizás crecí demasiado rápido, o eso me parece. Se pone raro esto de ser adolescente, y sentir que nada es lo mismo que antes. Es extraño. Quizás crezco lento para algunos de mis sueños, y quizás crecí rápido para alguno que quedó colgado. Hay días en los que quiero irme con Peter Pan y no crecer, pero hay otros en los que quiero descubrir las cosas que no conozco, mundos de adultos, a los que todavía no puedo llegar.
¿Qué loco que es todo, no? La gente que era indispensable para respirar, se esfumó. Pero con estos 15 añitos de vida, me di cuenta, que como decía una personita, "Nadie es indispensable", y siempre las cosas pasan por algo.
Quizás, algo bueno esté por venir. 15 años no se viven al pedo, lastima que la gente que estuvo ahí "SIEMPRE", de un día para el otro desaparece.
Al final, no sé si quiero ser chiquita otra vez. Es raro, y quizás es el significado de la adolescencia, de crecer. Debe ser querer crecer y querer volver el tiempo atrás. ¿Todavía no existe la máquina del tiempo? Cuando exista, ¿Me llaman así la compro...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Necesito tu opinión... :)